El sector de compraventa de contenidos de televisión se ha convertido en un enorme océano de peces que nadan todos juntos mientras se intentan adaptar a este nuevo ecosistema. Exploramos 3 grandes tendencias en la compra de contenidos que determinan la supervivencia en esta industria.

Imagina que eres un comprador de contenidos para televisión.

Imagina que un día te despiertas y el mundo, que antes era relativamente fácil para ti, ha cambiado tan radicalmente que ya ni lo reconoces.

Donde antes te manejabas como un pez en el agua, en un pequeño charco en el que eras el rey, ahora hay un océano en el que rebosa la fauna acuática.

Eso es básicamente lo que están viviendo hoy en día los compradores de contenido. No nos llevemos a engaño, no es que su vida sea más dura. Simplemente se ha vuelto más diversa y más competitiva.

Y esta es la clave, la competencia: de pequeñas pantallas y pequeñas plataformas y no tan pequeñas, y la transversalidad, y la multipantalla y el concepto “glocal” del que hablábamos el otro día.

Clave que han sabido interpretar los compradores que se han adaptado a este nuevo ecosistema o que están en proceso de hacerlo. Los que vaticinamos que sobrevivirán.

Todas estas características, tan del siglo XXI dan lugar a varios fenómenos muy bien recogidos por el Informe de tendencias en la compra de contenidos en MIPCOM. Un pequeño resumen de estas sería:

Compra todos los derechos posibles de un contenido, mientras puedas

De este modo, los compradores pueden satisfacer dos necesidades:

Por un lado, la de ofrecer los contenidos en más de una pantalla o plataforma, requisito cada vez más demandado por las audiencias.

Si bien es cierto que no todos los compradores disponen de más de una pantalla, también es cierto que cada vez se da más la tendencia a comprar estos derechos VOD o catch up, por si acaso, para un futuro. O lo que nos lleva a la segunda necesidad, para asegurarse de que poseen este contenido en exclusiva.

Aprende a manejarte en un entorno cada vez más competitivo

Muy ligado con el punto anterior, existe una necesidad que crece incesantemente de tener contenido cada vez mejor y más exclusivo.

Una gallina de los huevos de oro, o muchos tipos diferentes de contenidos de nicho, que enganchen a varios tipos de audiencia o que sean tan irresistibles que fidelicen a una audiencia que ya no se deja atrapar fácilmente.

De aquí viene también la moda de crear contenido propio que estamos viendo últimamente.

Piensa globalmente y actúa localmente

Existe una tendencia muy clara entre los compradores de contenidos a comprar producciones locales o regionales y, aquí viene la diferencia fundamental, no necesariamente estadounidenses

Esto se debe fundamentalmente a que las audiencias demandan local, local y local. Una historia o personajes con los que un público determinado empatiza totalmente, pero que no dejan de ser interesantes para el resto del mundo.

Y de lo que ahora son conscientes todas las televisiones y distintas plataformas, es de que pueden comprar o crear contenido que sea premium en un territorio determinado, y que después pueden exportar a muchos más países y seguir monetizándolo.

Si estáis intentando decidir qué producir próximamente, esperamos que este post os haya dado algunas pistas. Ya sabéis, el océano está lleno de peces.

Y si queréis que os prestemos una red, subid ya vuestros contenidos a MediaBank y os ayudaremos a encontrar el comprador adecuado. ¡Os estamos esperando!