A estas alturas de la la película seguro que todos estáis ya convencidos de las ventajas que pueden suponer. Pero por si todavía tenéis dudas, hemos creado este post sobre el modo en que los drones están reinventando la producción de contenidos gracias a los drones.¡Porque a veces soñar y volar es todo uno!

Si hay un género para el que todos tenemos claro el uso de los drones, ese es el documental. Y para ejemplo, esta maravilla del Rey indiscutible de este género: National Geographic

 

Pero el documental no es el único género que utiliza drones. Aquel que tenga un ojo un poco entrenado seguro que ya ha visto que se están utilizando en cada vez más películas y programas de televisión. Sin embargo, es posible que todavía no sepáis todos los usos que se les puede dar a estos aparatos en un rodaje.

Sí, todos sus usos, porque los drones van mucho más allá que su utilización tradicional en la filmación aérea. Y si no, que se lo digan al equipo de este corto grabado exclusivamente con un dron:

 

¿De qué otro modo si no sería posible filmar un plano secuencia que empieza en un interior y acaba a más de 100 metros de altura? ¡Y sin ningún corte!

Las ventajas son múltiples: los drones permiten, por ejemplo, no tener que desplazar grandes equipos de un lugar a otro, lo que da lugar a una gran agilidad y eficiencia en un rodaje. Permiten además captar imágenes en 360º y rodar en lugares peligrosos para un ser humano. Imaginad el crepitar de la lava de un volcán, las brillantes gotas de saliva en las fauces de un tigre en Siberia o el silencio sepulcral solo roto por el sonido de una atracción de feria abandonada en Chernobyl.

Todas estas imágenes ya son una realidad tangible gracias a los drones.

Vale, es verdad que todavía existen ciertos recelos en cuanto a seguridad y privacidad y que las leyes de la mayoría de países todavía están trabajando por adaptarse a esta realidad. En este sentido, nuestro único consejo es el que dicta la lógica: estudia muy bien la legislación del país donde vas a grabar antes de optar por un dron. Pero sus ventajas y utilidades van mucho más allá que sus desventajas.

En la película sudafricana Chappie, por ejemplo, se utilizaron drones como referencia visual en algunas escenas en las que posteriormente se incluyeron imágenes generadas por ordenador. De este modo se aseguraron de que todos los actores mirasen al mismo punto cuando había algún objeto volador o de gran tamaño.

Drones reinventando los rodajes

 

Y qué os vamos a decir de la filmación aérea. Los drones hacen posible la grabación de escenas que antes solo eran posibles con un piloto y un helicóptero con todo lo que esto suponía en cuanto a ruidos, grandes sombras proyectadas, y dificultad para elegir un terreno desde donde pudiesen despegar. ¿Quién se preocupa ya de estas cosas?

Por último, nuestra ventaja preferida, la verdadera razón por la que creemos que los drones están reinventando la producción de contenidos: están poniendo al alcance de productoras pequeñas lo que antes solo se podían permitir los grandes blockbusters de abultados presupuestos.

Ya sabéis que no nos puede gustar más todo lo que sea democratizar y acabar con las barreras en esta industria. Por ello, os invitamos a que subáis hoy mismo vuestros contenidos a MediaBank y os unáis a la revolución de la distribución online. ¡Os estamos esperando!